miércoles, 28 de septiembre de 2011

 A mi no me gusta estudiar derecho, y no lo tomen a mal. pero continuamente me cuestiono que eso no esta bien, y no es el hecho de estudiar, a mi me gusta estudiar, seria feliz estudiando toda una vida, pero una carrera es como un amor, y creo que lo nuestro hace un tiempo dejo de funcionar. lo siento. por eso siempre que puedo huyo de clases, como hoy.

como hoy, huyo de clases muerta de frió, y bajo casi corriendo de la facultad, subo al primer auto que vaya al centro (porque en Huancayo como en otras tantas ciudades tenemos un centro), hablo a alguien o a cualquiera y cuando no se a quien mas hablar reviso la agenda de mi teléfono de la z a la a para encontrar a alguien a quien decirle " sabes como es esto de las clases, hoy nos pusieron un video sobre el nuevo proceso penal, con actores y todo, yo no supe si reírme o sentirme ofendida. pero la verdad no se, (es la verdad, lo juro) bueno nada, mas, cuídate si."

esas son todas mis conversaciones...

hace un instante caía en cuenta que no había dejado de escribir, por ese argumento mio que me tenia tan aprendido de decir que ya había cerrado una etapa, y bueno culmino con el libro y deje el blog. NO. repito NO. quizás solo era otro invento mas mía, para poder seguir, caí en cuenta de esto, al pensar " tal vez he vuelto a escribir, porque ya no tengo a quien contarle estas cosas, y sentir que a esa persona realmente le
importaba". si, asi soy a veces.

he vuelto a escribir porque no tengo a quien hablar, no tengo a quien decirlo, sabes hoy me caí ( porque suele pasarme con frecuencia), decirle me muero de frió y la copiosa lluvia no para (me gusta la palabra copiosa); por eso escribo en mi pared, por eso escribo aca, por eso he vuelto a llenar mis cuadernos de cartas que no mandare probablemente y preguntas que nadie me responderá.

pienso en todo esto en el auto mientras repaso una vez mas la lista para ver si hay alguien a quien llamar. para variar no hallo a nadie. bajo en el centro (centro - centro). decido comerme uno de esas hamburguesas llenas de grasa que vende a una cuadra del parque, de esta noche no pasa. y voy feliz al encuentro de la grasa.
pago, pido mi ticket, entrego mi ticket y espero, a mi lado hay una señora que vende tamales, mi tía solia comprarlos de ahi, yo la acompañaba a veces saliendo de misa, y volvíamos todos a comerlos en familia, era lo mas familiar que conocía y ahora no esta, es triste, me alegro de haberte llevado alguna ves con ellos. un poco mas a la izquierda un chico toca y vende armónicas, y otra chica vende rosas. yo quiero comprarme una armonica también y comerme la rosa con todas sus espinas.

recibo mi grasosa hamburguesa, la decoro de salsas de colores (amarillo, morado, rosado, verde, y finalizo con mas rojo),  quiero que entiendan, hoy me como una hamburguesa de nostalgias adornada de salsas de colores. porque tambien pienso en ti, y en no hablarte y que ahora estas lejos, lejos, literalmente... y yo te sigo por FB, y tu decias que no deberia de comer esas cosas en ese lugar, que me enfermaria, que no es un limpio tampoco, que solo Dios sabe de que forma hacen esas cosas, y te preocupabas por todo, y a mi me gusta que lo hagas, porque asi eres tu, y lo recorde todo hoy, cuando encontré en mi primer cajon donde guardo todo lo tuyo y todo lo que importa, los guantes que me diste el año pasado, después de oirme quejar por el frio y de coger mis mano siempre frias cuando salia de la universidad, yo los guardo, y no los uso, porque yo siempre pierdo mis guantes, y estos no quiero perderlos. me los pongo en caso, bajo techo en mi habitación y asi pienso en ti y saboreo mis recuerdos. (y nuevamente, soy un pequeño rumeante mental)

me alejo feliz, comiendo papita por papita, observando el color de cada una, la mezcla de colores de cada salsa arcoiris que como, y esto no es mas que comerme toda y cada una de mis nostalgias, porque si pudiera hacerlo todo, me compraria una armonica y tocaria, y despues me comeria la rosa, espina por espina, lo repito.  recuerdo que un dia cuando estaba en colegio a la salida hibamos por estas hamburguesas super grasosas a la hora de salida, un dia compre una una de la cual no probe ni una papa, y vino un loco y me la quito de las manos, esa vez no supe si reir o hecharme a llorar, creo que hice ambas, me rei y quizas no llore al llegar a casa. creo que sigo siendo igual, algunas cosas nunca cambian, y por eso escribo, porque a veces no lloro y me rio, y soy fuerte, y a soy un tan buen ensayo mio que sorprendo y hasta me la creo por instantes. pero no, regreso a ser yo, y me doy cuenta que tengo un nuevo corte en la mano derecha que probablemente me hice con algun papel en la oficina y recien caigo en cuenta de esta al sentir el ardor. (y tu aca dirias "nena, no se como te haces esas cosas", yo tampoco lo se). pero antes estabas tu ahi, contando aca uno de los cortes que me hacen las hojas y esas pequeñas heridas que encontraba en mi mano y no sabia donde o como me las habia hecho.

subo a otro primer auto que veo que llegue a la esquina de mi casa, y ya no como mi grasosa hamburguesa, sigo pensando en todo, llego a casa, saludo a todos, y le voy dando de comer al gato un poco de mis nostalgias, termino y me siento a escribir, porque esta ves no tengo a quien contar todo esto.

sábado, 24 de septiembre de 2011

hace mucho que no escribo por acá, pero bueno. octubre ya casi ha terminado por comerse a setiembre y de paso un poco mas a mi.
Setiembre tiene lluvias fuertes, casi siempre de noche. es difícil tener que ir a clases, regresar y casi anda tiene sentido.
si, casi nada tiene sentido últimamente, con últimamente quiero decir unos algunos meses.
he escrito en mi pared, por pereza no posteo lo que escribo en la pared, pero mi pared esta casi llena. a veces me siento como los presos que van haciendo rayitas para contar los dias que llevan encerrados. a veces me imagino yo haciendo eso una y otra vez, y vuelvo a lo que nada tiene sentido.

mi amiga dice que quisiera irse, irse de una ves, que sabe como yo me siento, que ella tambien se siente asi. a veces viene a la casa y escribe en mi pared tambien, o se rie de lo que escribo. otros dias llega y me dice que le estresa todo esto de la pared y de todo. nos hacemos compañia eso es todo, me dice "ya dale, hagamos planes, de aca aun año nos vamos. nos vamos y lo dejamos todo.". yo siempre le digo que si que esta bien, que no hay problema, o solo le sonrio. no creo que irnos sea una solución, si asi fuera todos nos iriamos cuando algo nos deja de ir bien. no se si podria escapar, o a donde podria ir, no puedo escapar de mi o de mi mente. entonces regreso a escribir en mi pared.

nos hacemos compañia, y he regresado a ese horrible habito de fumar, pero persisto en la idea y la creencia de que asi quizas se arreglen mis problemas y tu puedas pensar un poquito mas en mi y asi no ser solo yo la que rumea este pensamiento todo el dia. (yo te rumeo mentalmente)  y es asi como sigues siendo mi pensamiento favorito. y juego a pensar que talvez estas pensando emi, asi trato de adivinar el color de la ceniza del cigarro..

en esto me he convertido en un rumeante mental.

tu te has ido, no se si has optado por la mejor, la mas fácil, la única, la mas dificil solución. yo no entiendo, pero no hablamos. entonces viene mia miga otra vez y me hace compañia, me dice que estamos esperando aver que sucede, y jugamos cartas, se lo agradesco, yo tambien la escucho una y otra ves, la escucho, le converso y la entiendo....

todo esto de Setiembre se ha hecho dificl, difícil cada ves que veo el calendario y me doy cuenta que no han sido dias, ni semanas, ni un mes, ni dos, y el tiempo sigue pasando, y probablemente siga asi, tu no me hablas, y quizas yo tambien de ser tu no me hablaria, no lose, en verdad no se nada. he vuelto a no saber, y a tener unas cuantas certezas muy bien definidas peor no muy bien sustendas, asi que tengo certezas imaginarias, creadas por mi para permitirme sostener de algo. (algo aunque sea imaginario)

pienso mucho en lo que es creer y en lo que es la fe, yo creo y tengo fe. tengo tanta que nunca hubiera creido tenerla, he vuelto a rezas tambien, suelo ir a la catedral y prender velas , siempre prendo dos, y se las compro a una señora m ayor de cabello corto ciega que siempre esta afuera de la iglesia, no se las compro a nadie mas, quizas mi fe haga algo bueno por ella. escogo yo mis velas y casi siempre las coloco en el mismo lugar y horo.

CREO

si creo mas de lo que yo me hubiera imaginado un dia. (repito)

Setiembre me es dificil, lo vuelvo a repetir, Setiembre el año pasado lucia mejor, pero aquie estoy yo escribiendo, contando uno a uno sus dias en mi pared, esperando.