martes, 12 de enero de 2010

Viajes

Cuando uno viaja siempre piensa en líneas, en líneas blancas como serpientes sobre la carretera, y sus formas discontinuas te van destrozando los recuerdos y las incertidumbres mientras, auto, auto, camión y cruces pasan.
Me dices que te lleve alguna de esas cosas que no hay halla que son de acá, y acá no quieres, pero halla extrañas y son importantes, y yo no sé que llevar. Me dices que no puedo llegar con las manos vacías. Y no te pregunto ¿vacías de qué?, si supieras que no hay nada en mi o mis maletas. Entonces, voy al mercado, compro un queso, lo envuelven entre papel periódico entre más y en una bolsa, contenta lo lleno a mi maleta.

Ahora no tengo más manos vacías, tengo un queso en la maleta a un lado de mis preguntas, a la derecha del jabón.

Uno no viaja, uno huye, uno no huye, uno deja de ser en un lugar por un momento.

Subo a un bus, sin muchas cosas, con los zapatos necesarios, porque uno no sabe qué pasos tendrá que dar, donde entrara, en que salón iras a bailar. Mi abuela siempre me decía que las princesas tenían los pies pequeños y que siempre el zapato correcto en las manos del príncipe podría solucionarte la vida, no era solo ella, eran las historias de Grimm. Pero cuando era niña, y no una muy agraciada, los zapatos no me hacían, por mis redondeados dedos y pies. Ahora, con lo que llaman “crecer” tengo quince pares de zapatos de todo motivo y color, que no digan que no tuve un happy ending for ever and after, por no tener los zapatos correctos.

En el bus, pienso y pienso en leer. También pienso en escribir y escribo.

A los cinco años y cuando falleció mi abuelo, dejamos de viajar en los que eran nuestros carros, ya no era nuestra empresa, dejaron de ser “nuestras rutas”. Y comencé a viajar con un conejo de peluche rosa al lado. Ahora solo llevo una botella de agua mineral sin gas, un espejo. Una mochila y una casaca porque siempre tengo frio, junto a muchas canciones y un libro.

Lo difícil al final. Nunca es irse, lo difícil siempre será llegar. Llegar a donde no pertenecer, llegar a donde se supone que eres, llegar a muchos lugares y no ser de ninguno, irse es más simple, un día te decides, juntas tus pasos compras un pasaje, llenas lo necesario, o lo que creas que podría serlo y te vas. Pocas palabras, uno que otro adiós, con emoción, algunas lágrimas para no decir que no sientes, y en el camino no eres de ningún lado, no eres, y no ser o corresponder es bueno,

viernes, 1 de enero de 2010

año que te vas / año que vas

todo despierta lleno de humo, y puede ser una pesadilla o un sueño o pueden ser ambas, todo depende de como lo ves o como quieras ver

asi es madrugada en año que fue



año que fue/ que vas/ que es / que ves



yo siempre quise escirbir, al final o al principio, una lista enumerada de las cosas que fui, que soy, que sere (que quiero ser) (que no soy) (que no sere) . pero siempre termino escribiendo cosas como estas, una no lista de cosas que no son cosas sino sucesos sin orden cronologico que me vienen como un relampago a medianoche entre saludos y risas, recuerdos que me atacan al pasar de las horas, horas que pasan y en el baño de cualquier lugar mueren y terminan


casi muero dos veces, casi no la cuento una, y de la otra la conte a nivel nacional con llanto con lagrimas con todo, un poco mas, un poco menos y un poco de todo enredado. hice de el un cuento y lo deje en algunas hojas impreso entre otras historias que no son mias, y casi como una oracion, como un rito, le di fin, antes de acabar de hablar.

me casi converti en una version fea, retorcida y malograda, la chica celosa, posesiva (drama) (drama). lo lleve al cielo, lo hice caer, y cai en camara lenta y sin paracaidas un tanto lejos de el. y por eso " ahora tu y yo ya no hablamos..." (+)


soy la version ensayada de lo que talvez un dia quise ser o sere, entonces soy un borrador de alguien que aun no se ser

juego a sonreir y me creo las sonrisas, me creo, me invento y seguire inventando porque de eso vivo (y muero) y soy nada mas que un borrador






borrador


todos somos borradores, un ensayo de lo que no seremos nunca, porque nunca tendremos la certeza de ser que seremos un dia todos los errores aprendidos y con todas las no cicatricez, porque hoy e descido no hacer nada mas que ser, ser un borrador con todas las manchas posibles, las correcciones, con enmiendas o sin ellas, en muchos colores, en des-orden, en mi.


porque ahora sere un borrador de mi,

nada mas que un block como este
de estas tantas cosas


(por que esto no es un blog, es un block)










aun sigo des-haciendome en canciones prestadas, aun seguire cantando a es-con-didas
aun y siempre seguire con mis zapatillas de colores en la lluvia


y seguire creyendo




y asi

asi escribire







quizas siga siendo las tantas mentiras, o siga siendo una mentira en si
sere mi mentira mas bonita y mas creible



y contare historias







y me enamorare tantas veces como sea posible de cada madrugada y cada amanecer que encuentre, de las estrellas fugacez, de los cometas de miles de años y de tiempo en tiempo

sere fugaz, estrella, y madrugada


(si quieres)

(mientras yo quiera)





seguire comprando zapatos, y seguire guardando las cajas con sus pasos todos dados y gastados

no habra mañanas ( pero si futuros cercanos ) (eventualmente) (claro!)


y siempre


siempre ( sera mientras dure)

y toda la vida ( o para toda la vida )

la que tengamos juntos


y suficiente

(hasta que nos cansemos)

( o nos matemos) ( en el intento)




y estas no son conclusiones, ni resoluciones, no son nada

son solo letras como yo, como todo, como vivo y como soy, y como sere